lunes, 23 de agosto de 2010

4 comentarios:

Sra de Zafón dijo...

Siempre que veo la hierba de color paja recuerdo el capítulo del zorro en que éste le pide al principito que lo domestique.

"¿Ves, allá lejos, los campos de trigo? Yo no como pan. El trigo para mí es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. Y eso es triste! Pero tú tienes cabellos color de oro. Entonces será maravilloso cuando me hayas domesticado! El trigo, que es dorado, me hará recordarte. Y me agradará el ruido del viento en el trigo..."

La foto es preciosa Marce,
Besos de montaña.

enric batiste dijo...

Siendo en la montaña consigue el amarillo extenderse hacia el horizonte del cielo como un valle cálido y en calma.

Gracias por detener ese momento

Wersemei dijo...

Parece que se ha parado el reloj del tiempo.
Presiente calma la imagen.
Un abrazo!

Ofelia dijo...

Los campos rubios de cereales me llevan hasta la tierra de mi madre, hasta las raíces....Castilla.
Tus imágenes son bellas y plácidas.
Besos dorados**