lunes, 15 de agosto de 2011

La flor de los lápices.



El ejemplo, ejemplar, desencadena una carga carismática, un encantamiento magnético, mucho más transformador que toda la coacción administrativa o legislativa, porque las leyes cambian la conducta externa de las personas, mientras que el ejemplo moldea sus conciencias y su  corazón.


Javier Gomá.
        

11 comentarios:

Elvira dijo...

¿De los lápices?? No lo pillo, Marce. Te ha quedado preciosssaaaa.

Bicos

Wersi dijo...

Tomemos ejemplo de lo ejemplar, hay que guiarse por la intuición al tratar con los demás. Estos días de relax me han abierto la intuición y me doy cuenta de cuanto "ejemplar" es ficticio.
Curioso nombre el de esa hermosa flor.
Recibe un abrazo amigo Marce.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Achicoria, mi flor preferida, que fantástica imágen, ayer le puse dos hermanas en el blog.

Saludos Marce

La sonrisa de Hiperión dijo...

Espectaculares tus fotos. Un placer haberme pasado por tu casa.

Saludos.

MUCHITA dijo...

Wow que linda flor...

¿si la tocas se deshacen los pestilos?

Besos mil.

Rayuela dijo...

mandala*

Carolina dijo...

Ohh! que gran belleza, es realmente magnetica!
Besos.

Remei dijo...

Yo lo único que se es que esta flor tiene música, en su forma y en su fondo, y ya me faltaba leer el título...
La bordas Marce.
Un abrazo niño.

Javier Diéguez López dijo...

Que buena foto. Una macro excelente. Me encanta todo el detalle captado especialmente los filamentos del centro.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Da igual lo que salga por nuestra boca, dan igual los discursos, los credos y las normas escritas, sólo queda lo que somos... lo que hacemos...y, sobre todo, nuestro modo de hacerlo.
Sólo el respeto riega y alimenta al respeto, solo el amor riega y alimenta al amor...
Besos sentidos y alimentados por tu sensibilidad.Tus fotos y textos son tú y tu modo aquí.
M.C

Marisa dijo...

Una maravilla de flor
la naturaleza diseña
y pinta con los mejores
colores.

Un abrazo