miércoles, 13 de abril de 2011

Bellis perennis L.






  Margarida, margarita menor, vellorita, Ostaiska......

Del latín bellun , guerra, porque era una planta utilizada para curar las heridas en las batallas.

Pequeña planta herbácea, sin altura, perenne; de hojas en mouta (roseta) basal, tapizando el suelo,  en forma de cucahara, espatuladas, con largo peciolo, peloso, de margen algo dentado romo y, ápice  obtuso, limbo recorrido por un solo nervio que baja hasta la base de la misma ( tres en Bellis sylvetris).Sus flores, en cabezuelas, se disponen sobre un corto débil escapo, peloso, solitarias,  rematadas por abajo por serie de bráteas verdes, romas y peludas; su botón central  (flósculos), está formado por numerosas y apretadas flores hermafroditas, tubulares,; las de su margen (lígulas), son todas femeninas, lo que conforma la conocida margarita. Llegada la noche o ante los días nublados o  lluvia, las flores se cierran para proteger sus delicados órganos (nictinastia, relacionada con la ritmicidad del día, sensitiva.) Su fruto es un pequeño aquenio, facilmente dispersado por el viento o pelaje de los animales.
   La margarita  es desinfectante, expectorante, antiinfalmatoria, durante la Edad Media  y Renacimiento se usaba contra las inflamaciones de garganta y boca. Pero los alemanes del siglo XVIII ,  condenaron a esta planta la exterminio debido a sus supuestas propiedades abortivas. En 1793 se publicó un decreto  por el que se condenaba, a  la flor de la adivinanza del amor, a su completa erradicación._Quercus 301 Marzo 2011_
La planta vive en pastizales, herbazales húmedos, entre plantas propias de pasto: Achillea milefolium, linun bienne, Poa pratensis;  de distrubución  Eurosiberiana o mediterránea.
Gusta de los suelos ricos en nutrientes, Ph moderado, entre 5- 7, y,  plena luz y soporta la sombra.

7 comentarios:

MTeresa dijo...

Preciosa
tan normal y tan vista
que jamás pierde su belleza
sencilla y humilde,
y tus palabras hermosas
que la hacen relumbrar.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Me gusta mucho esta margarita, la primera de tus imágenes, siempre me recuerda a una de las fotos que tiene Elvira en su blog de estas margaritas y que sigo encontrando bellísima.

Bellis no de bella, sino por curar las heridas en las batallas, vaya con la historia de la margarita, no lo ha tenido fácil!!!

Un abrazo

Anónimo dijo...

Margarita ha quedado tan guapa en tu entrada, sobre todo en la primera foto, que parece como si le hubiesen pintando los morritos o los párpados. Qué linda esta margarita vista a través de ti.
Si hay una cosa que me gusta de las Margarita es que nunca mienten , pero a la vez nunca se ponen de acuerdo. Hoy, cruel de mi, arranque los pétalos a dos y una me dijo que sí me quiere, y otra que no. Tuve que arrancar los pétalos de 8 para quedarme con el sí, pero se positivamente que si le preguntase a la novena me diría de nuevo que no. En fin que no se ponían de acuerdo y cómo voy a saber yo si me quiere o no me quiere :-)
Un beso, Marce!
M.C.

Rayuela dijo...

adoro esta pequeña margarita, pero desconocía que fuera una margarita, así como también desconocía sus propiedades.

http://en-zigurat.blogspot.com/2010/08/rayueleando-rayuelas-vii.html
en esta historia,hay una foto de las margaritas, que sacó mi hija Celeste.

mil besos*

Wersemei dijo...

Marce, aunque la primera vez te sentirás un poco extraño ( me refiero a lo de exponer tus fotos) luego te verás animado a seguir en ello. La sensación que te queda es enorme, ver que tu trabajo (por sencillo que sea) tiene su recompensa. Adelante y a por ello. Te deseo mucha suerte y éxitos.
Un beso.

Elvira dijo...

¡Qué linda la margarita!

Bicos

Carmen dijo...

Preciosa! Me da tanta pena pisarlas cuando voy paseando por el campo... pero a veces es inevitable.
Bicos.